jueves, 15 de julio de 2010

CHISTE PARA CARCAJADAS

El país del empleo

Circulan por correo electrónico una serie de correos cuyo tema es el empleo en México. He aquí uno de ellos.
Hallábanse cuatro médicos compitiendo sobre los avances de la medicina en sus respectivos países. Se trataba de un israelí, un alemán, un ruso y ¡¡un mexicano!!
Ansioso como sus paisanos primeros ministros judíos por matar palestinos, el israelí se adelantó y, alisándose la larga, puntiaguda y nívea barba con su mano derecha, dijo ufano:
--La medicina en Israel está tan avanzada, que nosotros le quitamos los testículos a una persona, se los ponemos a otra y en seis semanas ya está buscando trabajo.
El galeno alemán, menospreciando lo dicho por su antecesor y con una pose que imitaba a Hitler en sus clásicas posturas ante las SS cuando le rendían un informe de judíos masacrados, se expresó así:
--Eso no es nada. En Alemania le sacamos parte del cerebro a una persona, la ponemos en otra y en cuatro semanas ya está buscando trabajo.
El matasanos ruso, inquieto ya porque consideraba que lo suyo sí impactaría a los oyentes, trató de minimizar la actitud del paisano de Rudolf Hess y, emulando el hablar de su ídolo Stalin, presumió con soberbia:
--Eso tampoco es nada. En Rusia la medicina está tan avanzada que le sacamos la mitad del corazón a una persona, se la ponemos a otra y en dos semanas ambas ya están buscando trabajo.
Y el estetoscopio mexicano, quien se entretenía comiéndose los "padrastros" que nunca desaparecían de sus uñas, quitóse el monóculo que usaba sólo por mamila, alisóse el bigotillo tipo Cantinflas y esbozando una irónica sonrisa, dijo sin siquiera ver a sus colegas:
--Nada qué ver. Todos ustedes están ¡¡muuuuy atrasados!! Fíjense que nosotros en México agarramos a un pendejo sin cerebro, sin corazón y sin huevos, lo pusimos de Presidente y ahora todo el país está buscando trabajo.

*Transcripción de Freddy Secundino S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada