lunes, 19 de julio de 2010

DESDOBLAMIENTO

FREDDY SECUNDINO S.


Hoy quería compartir contigo
y al no encontrarte,
pese a la insistencia,
sentí precipitarme
a la desolación,
el drama
y el olvido.

Sin embargo,
antes de aceptarme en la impotencia
invoqué al intelecto,
y al fin de múltiples intentos
comencé a exhalar así mi condolencia.

La voz de la desdicha
me ha pedido que llore,
si al llamado de mis letras
tampoco responde
(ni siquiera)
tu atención fingida.

Lo sensato,
pienso yo,
es no caer en el lugar común
de desgranar frases
cuyo fondo ha de ser elemental,
como su forma.

¿Qué debo hacer
para evitar el discurso callejero?

¿Cómo impedir
el socorrido verso adolescente,
si me agrede la imaginación
y me desboca
un pérfido vocabulario lisonjero?

Me invito al bienestar
de no pensarme en desventura,
y la única vereda libre
que diviso
es este remendo amorfo
de reflexión
y conformismo.

Debo ser un necio,
por convencerme a solas
que cederá el mal ánimo,
si logro con esto una mínima ofensa
a cierto complejo de melancolía.

¡Ay
el dolor de padecer la ausencia!
¡Ah
la retórica del pensamiento!

El mundo lucha por no perder audiencia,
mientras yo me desvivo
en amargos sentimientos...

Mas aunque así te lo parezca,
créeme,
no armé estos versos para justificar mi queja
y mi quebranto;
tampoco te pido por ellos comprensión,
ni aplauso.

Los has leído ya,
¡y eso basta!
para entender que he logrado tu atención,
sin recurrir al llanto.


*Poema de FREDDY SECUNDINO S. publicado el 7 de septiembre de 1997 en la Revista Mexicana de Cultura (periódico EL NACIONAL)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada